Código ético de los cerrajeros

Ernesto Cerra   12 diciembre, 2018   Comentarios desactivados en Código ético de los cerrajeros

Afortunadamente desde hace algunos años, los cerrajeros han entrado en regulaciones para que se haya formalizado las practicas relacionadas con la dotación de seguridad física de los muebles e inmuebles de manera eficiente. Valorando el oficio que durante épocas fue subvalorado y criticado por la practica negligente de algunos individuos.

Aun existen cerrajeros Cabrils que se han catalogados como expertos, por los años de servicios, la experiencia adquirida en campo formando parte muchas veces de una empresa heredada por familias de cerrajeros que mantienen conocimientos atesorados y que son valiosos para la sociedad.

Sin embargo, a los nuevos amantes de las actividades de la cerrajería, o que ven en estos trabajos una oportunidad de ingresos, se deben  regir por un código ético y profesional que constantemente se esta renovando para evitar que la sociedad se vea afectada por malas practicas como venia sucediendo hace menos de una década con mayor auge.

Por ello, siempre es conveniente que cuando se trate de trabajos que tengan que ver con su seguridad física de los bienes que puedan alterar su integridad, se deba solicitar los trabajos de cerrajeros especializados en el tema, con conocimientos en las técnicas modernas, al tanto de productos modernos y que se alineen con las leyes del estado.

Discreción

El primer requisito para ser un buen cerrajeros es el conocimiento sobre productos de cerrajería y servicios. Pero mantener estas actividades dentro de un código ético es también igual de importante. La discreción es uno de los fundamentos de este código ético.

Cuando alguien viene a una propiedad residencial o comercial, lo menos que queremos es que se divulgue lo que observa. No porque se guarde algún hecho sospecho al margen de la ley, sino porque de ello depende la integridad de sus bienes y el derecho a la privacidad.

Aunque contratar a un profesional no es constancia de cumpla el ético profesional esto solo quedara en su decisión y no en la ignorancia de su existencia como cuando se sirve de un cerrajeros improvisado o pirata.

Honestidad

Ser sincero y honesto sobre la complejidad, o no, de los trabajos realizados sobre los productos de cerrajería y las tarifas impuesta por tales oficios, se hace imprescindibles para terminar con armonía los trabajos realizaos, y dejar en un buen nombre la asociación de profesionales del gremio.

Este es un valor fundamental para que los cerrajeros en la actualidad puedan ejercer de manera cabal las actividades de cerrajería, como lo hace un abogado o un medico que guarda celosamente cualquier información sobre sus pacientes.

Responsabilidad

Es necesario poder ser responsables de los trabajos de cerrajería que se realizan, de sus garantía sino también de la renovación de los conocimientos en el área para poder sugerir actualizaciones de productos nuevos, analizando las nuevas amenazas de ladrones, técnicas de robo y vulnerabilidades.

Esto sin olvidar el cumplimiento de las horas de servicios, las garantías, las tarifas, la calidad y un sin fin de aspectos que se prometen al clientes y que se están en el deber de cumplir eficientemente. Todo esto es apreciable en la contrata de un cerrajero profesional.