Los Pestillos

Ernesto Cerra   25 julio, 2017   Comentarios desactivados en Los Pestillos

En estas épocas es necesario conocer los elementos básicos de las cerraduras, porque los delincuentes se especializan en una pieza en particular del cuerpo de la cerradura para hacerlas ceder. El punto de quiebre para la cerrajería radican en:

  • Cilindro

  • Pestillos

  • Pernos

  • Bisagras

  • Marcos

Los cerrajeros en montcada conocen muy bien cada pieza, y como funciona para cada modelo que han sacado al mercado los fabricantes de cerrajería.

Los pestillos son un parte fundamental de esta, ya que esa parte que sobresale para entrar en el otro extremo de la puerta y hacer el punto de resistencia para que permanezca cerrada. El pestillo es la barra que conecta ambas partes, puerta y marco.

¿Cómo funcionan?

Un pestillo es una pieza que sale de la cerradura, que al introducir la llave correcta y gira, es impulsada por un resorte, haciendo entrar en el hueco del marco, cerrando una puerta, una tapa u otra cosa, que amerite seguridad física.

Una cerradura no tendría sentido sin un pestillo. Los cerrojos que son otra versión de la cerrajería que aunque no posean cilindros en algunos modelos, tienen pestillos para sujetarse al otro lado.

En los candados podríamos decir que el pestillo es la oreja metálica que sobresale y que se introduce en el mismo cuerpo de la cerrajería.

Pero por la importancia que tienen en el mecanismo de una cerradura lo hace uno de los objetos de ataque de los delincuentes de preferencia.

Métodos de robos

Cuando el pestillo es el objetivo de un delincuente siempre usa herramientas delgadas como tarjetas o laminas, que pueda desplazar entre la ranura de la puerta y el marco, si no se ha dado más de una vuelta a la cerradura, se logra liberar el cierre, una vez que lo retrae.

Este método se conoce como el resbalón, son muchas las personas que han sido robadas en pocos minutos fuera de casa, al confiarse el delincuente ataca de manera inteligente y habilidoso.

Si el delincuente llega hasta el cuerpo de la cerradura puede desbloquear el cierre, liberando el resorte que activa el petillo, quedando este suelto dejando abrir la puerta en segundos.

Hay cerrojos de excelente calidad que ayudan a mantener una puerta resistente instalándolos en diferentes puntos del cuerpo de una puerta.

Cuando las medidas de la puerta no son las correctas, los delincuentes pueden aprovecharse de esta desventaja, a mayor espacio entre el marco y la puerta, se puede apalancar pero si el pestillo queda expuesto no se tardara mucho si un caco se enfoca en esa parte de la cerradura.

Cerraduras más resistentes

Hay cerrajeros que pueden detectar tales vulnerabilidades, si se cuenta con la asesoría adecuada. Así como el pestillo es un objeto de ataque también lo es el cilindro que con infinidades de herramientas los sacan de juego.

No hay cerraduras infalibles, pero si hay cerraduras muy resistentes, en el mercado hay fabricantes que logran los productos de cerrajería de alta calidad, esta información la saben de sobra los profesionales de la seguridad física, por convicción y por tener de primera mano la información.